Este lunes 25 de Septiembre, tuvimos el privilegio de conocer a Rosita Ackermann, quién además fue nuestra primera invitada mujer. Se mostró cercana, sencilla y espontánea en su interacción con el equipo. Ella es Ingeniera Civil de profesión y se define como una persona “apasionada por su trabajo”, siente que le da sentido y la dignifica. Su foco ha estado puesto en “transformar la calidad de vida de las personas mediante el uso de tecnologías”.

En sus inicios trabajó en Citibank, IBM y por más de 10 años en Previred. En esta última empresa llegó a ser la Gerente General e impulsó a comienzos del 2000 la migración a un sistema on-line de recaudación previsional, que integró a Empresas, Instituciones y Bancos. Esto implicó un gran desarrollo a nivel país, en una época en que la Banca Electrónica aún no existía. Actualmente es Directora de Empresas y de un Centro de Eventos que fundó con su marido. Además, disfruta sus seis hijos ya adultos, de sus viajes y de la fotografía.

Dentro de sus creencias más importantes aparece el “tener un propósito y trabajar con verdadera pasión, porque te permite lograr siempre el resultado.” Para ella las empresas exitosas son las que responden a una necesidad y lo hacen con excelencia y empatía. Para ello es necesario contar con claridad y compromiso respecto a la misión y que esta sea compartida. El liderazgo positivo también es un factor muy importante, porque genera motivación, desarrollo de talentos y buen clima laboral.

Admira las empresas capaces de innovar y romper con los esquemas tradicionales, cuando ella partió trabajando “las empresas estaban más preocupadas de adaptarse a los cambios”. Los Ejecutivos exitosos de acuerdo a su mirada son “gestores de alianzas”, no sólo compiten sino que trabajan muy bien con sus proveedores y clientes. A nivel personal, lo que la pone más contenta es la oportunidad que ha tenido de influir positivamente en las vidas de personas con que ha trabajado. Comenta que “lo entregado se devuelve con creces”.

Por último, respecto al ejercicio de la consultoría, destaca el buen manejo de expectativas con el cliente y hacer “marketing” del proyecto. Que se utilicen metodologías probadas y eficientes, hacer pilotos y después escalar, ser impecable en la ejecución, documentar y mantener una comunicación fluída con el cliente, cuidando el presupuesto del proyecto.

Sin duda una mujer con visión, innovadora, multifacética y adelantada a su tiempo.